Seminci 66: Parte III / Crónica del lunes 25 de octubre

En esta tercera jornada festivalera he asistido al estreno de «Mali Twist», «La peor persona del mundo», «Una historia de amor y deseo» y «El perdón» de la Sección Oficial.

SECCIÓN OFICIAL

Mali Twist – Robert Guédiguian – Francia

Guédiguian es un antiguo conocido por el público de la Seminci, que ya le otorgó la Espiga de Plata en el año 2011 por «Las nieves del Kilimanjaro» y en esta 66ª edición regresa para presentar su nueva película, «Mali Twist». En ella, viajamos a los años 60 en Mali, cuando los jóvenes disfrutaban del twist proveniente de occidente y ansiaban una renovación política socialista. Entre ellos, el protagonista, un chico especialmente idealista, llamado a guiar a su pueblo a la revolución. En su camino se cruza Lara, una mujer a la que han casado de manera forzada y que escapa de su matrimonio, enamorándose.

«Mali Twist» utiliza su historia de amor imposible para contarnos el movimiento político y los sucesivos procesos de pérdida de libertades acontecidos en Mali. No puede decirse que esta película sea un dechado de originalidad, ni tampoco de sutileza, pero tiene varias virtudes que la convierten en una cinta estimable.

Por una parte, cuenta con una factura técnica irreprochable. Nos traslada perfectamente al lugar y época y se nota el oficio de Guédiguian. Por otra, el carisma de los personajes es fundamental para que los espectadores empaticen con ellos pese a que hayamos visto muchas historias de amor trágico similares en el cine. Tanto los intérpretes principales como los secundarios resultan naturales y creíbles, todos aportan a sus personajes y contribuyen notablemente a que la película sea un entretenimiento solvente.

Valoración Golden Cinema:

Puntuación: 3 de 5.

La peor persona del mundo – Joachim Trier – Noruega

Presentada en Cannes, donde su actriz protagonista se llevó el galardón, y seleccionada precisamente hoy para representar a Noruega en los Óscar, «La peor persona del mundo» es la nueva película de Joachim Trier tras la extravagante pero fascinante «Thelma». En esta ocasión cambia de tercio por completo, ya que se trata de una cinta muy diferente, pero sube otro escalón cualitativo. Nos encontramos ante una obra que hará mucho ruido y que tiene altas posibilidades de ser nominada -o ganar- el Óscar.

Renate Reinsve está absolutamente espectacular en su actuación y se come la pantalla en todos y cada uno de los segundos del metraje, realizando una auténtica exhibición interpretativa al dar vida a una mujer cercana a los treinta años que arrastra una indecisión vital y opta por la huida hacia adelante cada vez que le surgen dudas o nuevas metas, tanto en lo profesional, como en lo personal. Su energía inagotable, su desbordante creatividad y su inteligencia por explotar le hacen ser una inconformista constante que siente que nunca está sacando provecho a su existencia como debería, que es la actriz secundaria de su propia vida.

La película es un drama romántico con elevados tintes de comedia pero también opta por arriesgados atrevimientos formales más propios del cine fantástico, como una secuencia inolvidable que no desvelaré, y siempre resulta entretenidísima, francamente divertida. Está dividida en un prólogo, doce capítulos y un epílogo y cada vez que termina un episodio es inevitable sufrir sabiendo que el final de la cinta está cada vez más cerca.

Su montaje, ágil, fresco y dinámico, contribuye a que en ningún momento resulte monótona, ni siquiera en los momentos más dramáticos. Todos los aspectos técnicos del film funcionan a la perfección y colaboran en la causa, pero he de destacar dos aspectos fundamentales en este film: sus interpretaciones, maravillosas, por mucho que destaque Renate Reinsve (que debería estar nominada en los Óscar y esperemos que lo esté) sobre todos y también su guion. «La peor persona del mundo» funciona como un reloj porque sus personajes están fantásticamente definidos, explicados e interpretados y hay un puñado de muy buenas ideas que sirven para que los espectadores les conozcamos mejor, en sus luces y en sus sombras.

En definitiva, los espectadores de la 66ª Seminci hemos podido asistir a la proyección de la que será una de las películas más importantes del año, ya confirmada en la cartelera española durante los primeros meses de 2022.

Valoración Golden Cinema:

Puntuación: 5 de 5.
Una historia de amor y deseo – Leyla Bouzid – Francia

«Una historia de amor y deseo» narra las vicisitudes de un joven francés de origen argelino que comienza a estudiar literatura en la universidad y se queda prendado de una compañera tunecina por la que siente un profundo y poético deseo que intenta reprimir por todos los medios, ante su propia frustración y, especialmente, la de ella.

Sus jóvenes intérpretes, Sami Outalbali y Zbeida Belhajamor, consiguen hacer creíbles a sus personajes y que sintamos su tormento y frustración por ese amor no consumido pero que no cesa de crecer. La cinta peca de alargar algunas escenas innecesariamente y resulta un tanto dispersa en su tramo final, tal como las propias pasiones idealizadas de su joven protagonista.

Entre sus idas y venidas románticas se cuelan algunas reflexiones interesantes, también en las clases que reciben en la universidad. El guion de «Una historia de amor y deseo» es uno de los puntos fuertes de la película, junto a sus interpretaciones. En conjunto, se trata de un film bastante correcto.

Valoración Golden Cinema:

Puntuación: 2.5 de 5.




El perdón – Maryam Moghadam & Behtash Sanaeeha – Irán

Tras su paso por el festival de Berlín, «El perdón» se ha estrenado en la Seminci de Valladolid. En ella, una mujer cuyo marido ha sido ejecutado un año atrás, malvive junto a su hija sorda mientras está en conflicto con la familia de su marido cuando recibe una noticia inesperada: que su marido fue incriminado injustamente y han atrapado al verdadero culpable del crimen que le habían adjudicado.

La pena de muerte es un tema recurrente en el cine y el año pasado también hubo otra cinta iraní en la sección oficial que trataba ese tema: «La vida de los otros», si bien aquella resultaba más impactante. «El perdón» se toma su tiempo en presentar el drama de esta mujer que tras saber que su marido ha sido ejecutado equivocadamente y de tener que soportar que le echen la culpa de tamaño error a designios divinos, confía en la única persona que le brinda su apoyo, ajena a que es uno de los jueces, arrepentido, de su marido.

Maryam Moghadam es a la vez directora y actriz protagonista -y realiza una interpretación estupenda- en esta cinta, lenta pero interesante, que, sin embargo, pierde una oportunidad de oro en su tramo final para cerrar la historia de un modo más contundente. Siento que a esta película le ha faltado un punto de atrevimiento para poder ser más relevante.

Valoración Golden Cinema:

Puntuación: 3 de 5.

2 comentarios en “Seminci 66: Parte III / Crónica del lunes 25 de octubre

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s